En el consumo de grasa no está el problema.

Durante décadas la grasa ha sido el nutriente más maltratado de nuestra dieta. Sin embargo estudios científicos recientes revelan que la grasa saturada quizas no sea la que nos está haciendo daño.

Toda esta tendencia se origino es los años 80, el departamento de agricultura de Estados Unidos, público las primeras guías nutricionales en donde instaba a reducir al máximo el consumo de colesterol y grasa de todo tipo, pronto al industria de alimentos se aprovecho de esta situación y aparecieron en los estantes de los supermedacos productos "bajos en grasa", las mantequillas de leche fueron rápidamente reemplazada por margarinas vegetales y el cereal del desayuno reemplazo el huevo diario.

Mas de 30 años después los resultados que muestran el fracaso de esta política son mas que evidentes, cortamos la grasa casi del todo, pero la diabetes en Estados Unidos aumento un 166% , si bien la mortalidad por enfermedad del corazón disminuyo ( esto muy posible por la mejor calidad del a atencion y mayor tecnologia), el numero de personas con enfermedad cardiovascular aumento y esta sigue siendo la causa numero 1 de mortalidad a nivel mundial.